Escuela de Sueños

Restan menos de dos semanas para que el coso de La Condomina se vista de gala y abra sus puertas a los aficionados del toreo en la tan ansiada Feria de Septiembre de nuestra querida Murcia. Una feria en la que, como en años anteriores, tendrán presencia las jóvenes promesas del toreo que forman parte de diferentes escuelas taurinas entre las que destacamos a la Escuela de Tauromaquia de la Región de Murcia.

La Escuela de Tauromaquia de la Región de Murcia está creada con el afán de transmitir a sus alumnos valores positivos como el respeto, el esfuerzo y el espíritu de superación a través del toreo. Una escuela de valores que trata con mimo y esmero a cada uno de sus 23 alumnos con el objetivo final y principal de formar personas y si el talento y la suerte lo permiten, futuras grandes figuras del toreo. Y es que los alumnos de esta escuela tienen edades comprendidas entre los 10 y los 22 años, diferentes edades y generaciones pero todos ellos con el sueño común de hacerse con un nombre en el panorama taurino y en caso de que eso no suceda aplicar su aprendizaje en cualquier ámbito de la vida.

Hablamos de valores entre otras cosas porque no es pequeño el trabajo que realiza cada uno de estos alumnos durante todo el año en los entrenamientos que realizan 3 días a la semana en clases teóricas y de salón que se realizan en la Plaza de Toros de Murcia siempre con interés por este apasionante mundo. Además complementan estas clases con una labor de campo en la que se visitan ganaderías donde los alumnos van a tentar o simplemente a observar a otras grandes figuras del toreo como El Fandi, Padilla o Enrique Ponce en ganaderías como la de Daniel Martinez. Una rutina fácilmente ejecutable para ellos porque torear es su pasión. En el periodo estival estas jóvenes promesas siguen recibiendo clases generalmente en el monte donde siguen con decisión su formación. Formación en la que toman parte profesionales y entendidos del mundo del toro que entregan parte de su tiempo al desarrollo de los alumnos entre los que destacamos la labor de su Director, el maestro Pepín Liria, quien de una forma totalmente altruista, romántica y desinteresada entrega su tiempo y sabiduría para ponerlo a disposición de sus alumnos junto a su mano derecha, José Mari Ortín,  quien además acompaña a los alumnos en los viajes. Destacar también la labor de Rocio Bernal y Alfonso Avilés en las labores administrativas de la escuela entre las que se encuentran el seguimiento académico de los alumnos, quienes tienen que entregar sus calificaciones cada trimestre o contratos para los alumnos mayores de 16 años.

Un funcionamiento de escuela en el que el esfuerzo de todas las partes está presente, los alumnos de dejan el alma cada día en progresar y la escuela en que los alumnos tengan la mejor formación posible, multiplicando recursos y oportunidades ya que la subvención para la escuela es mínima en comparación con otras escuelas y la época que vivimos no es el marco más adecuado.

Todo este trabajo y esfuerzo del que estamos hablando tiene su recompensa y los alumnos son conscientes de ello. Un ejemplo de ello son los festejos en los que participan algunos de estos alumnos. En la temporada 2014 fueron 42 los festejos en los que tomaron parte estos jóvenes alumnos, algunos de ellos en plazas de primera y segunda categoría como Sevilla, Málaga, Albacete o la de la capital murciana. Y no está siendo menos la temporada 2015 en la que estamos inmersos donde destaca la actuación de Fran Ferrer en Almería el pasado 24 de agosto.

En la Feria de Septiembre tendremos la oportunidad de contemplar el arte y habilidad de algunos de estos jóvenes novilleros en una plaza seguramente entregada a los alumnos. Como ustedes saben, la feria alzará el telón el domingo 13 de septiembre con la primera de las clases prácticas donde serán dos los alumnos de la escuela taurina de Murcia los que tomarán parte: Fran Ferrer y José Nicolás. La segunda de las clases prácticas tendrá lugar el jueves 17 de septiembre, y en ella participarán Parrita Chico, Ramón Serrano y Jorge Martínez, también alumnos de la Escuela de Tauromaquia de la Región de Murcia. Gran ocasión para estos cinco novilleros de mostrar sus habilidades y progresos y, por otra parte, gran ocasión para que el público murciano se ilusione con el futuro que viene. Un paso más en la formación y en el sueño de cada uno de ellos. Todo ello bajo el paraguas de estos valores que definen a la escuela y por tanto a sus alumnos.

Recuerden queridos aficionados, formación, valores y sueños.

Anuncios

Toros y Sociedad

En las últimas semanas en este mismo punto de encuentro estamos analizando tanto a los matadores como a los hierros que van a estar presentes en la próxima Feria de Septiembre en la Plaza de la Condomina que dentro de menos de un mes echará a andar. Por otro lado, también estamos recordando diferentes situaciones que nos han hecho vibrar tanto dentro como fuera de la plaza y es que lo que acontece en el albero tiene su eco en diferentes aspectos de nuestra ciudad haciendo que la Fiesta se viva, se comparta y enriquezca diferentes ámbitos de la sociedad murciana.

Lo que se verbaliza, se legaliza. Así que a través de las siguientes líneas vamos a poner en valor el impacto de la Fiesta en la capital murciana, en la economía de la tierra pimentonera, así como su impacto social. Además, los actores encargados de gestionar los festejos taurinos, es decir empresarios, ganaderos, matadores,… etc son los que ponen en marcha a otros sectores reportándoles importantes impactos y beneficios económicos. Para que tengan un primer dato, según un estudio del doctor en Economía y profesor de la Universidad de Extremadura Juan Medina publicado este mismo año los 15.000 espectáculos taurinos de todo tipo celebrados en España hace dos temporadas generaron en la economía del país, a pesar de la crisis, un impacto de 1.100 millones de euros y 60 en concepto de IVA según el estudio elaborado con datos oficiales.

Dicho estudio, además, estima también que los festejos taurinos organizados ese año en todas las comunidades autónomas, salvo en Canarias, tuvieron 24 millones de espectadores. Sin duda cifras muy importantes ya que el volumen directo de los toros tomando en cuenta los datos de 2013 alcanzaron los 282,4 millones de euros. Para poder dimensionar la riqueza que genera en nuestra comunidad y en nuestro país los festejos taurinos, se trata del doble de lo recaudado por el cine español, que cuenta con subvenciones directas por parte del Ministerio de Cultura y que no disfruta, en cambio, la tauromaquia. Es más, el propio negocio taurino con un notable respaldo social, supone económicamente el triple que el presupuesto del propio Ministerio que dirige Íñigo Méndez de Vigo.

Respecto a la materia prima de la fiesta, en la crianza del toro bravo, por otro lado, raza única en el mundo, intervienen unas 400.000 hectáreas de alto valor ecológico y más de 10.000 personas se emplean en las explotaciones de lidia.

También en nuestra comunidad, los sectores donde tienen eco económico los toros son la agricultura, la ganadería, los transportes, los servicios y las actividades culturales. Según otro estudio de la Universidad de la Rioja el impacto global de los festejos taurinos en la capital murciana está cerca de los 9 millones de euros. Así, la feria murciana ocupa el séptimo lugar en el ranking nacional sólo por debajo de las ferias de Madrid, Sevilla, Pamplona, Bilbao, Málaga y Valencia y por encima del resto entre las que destaca Zaragoza. Sin duda, este lugar de privilegio pone de manifiesto que el seguimiento y la riqueza de lo que ocurre en la plaza de Murcia son demoledoras.

Por otro lado, cada tarde de fiesta en nuestra ciudad cuenta con un gran respaldo social ya que a la hora de inicio de los festejos, todos los agentes sociales de Murcia tienen al coso de la Condomina como el epicentro donde discurre la fiesta. Además del interés que despierta lo que ocurre cada tarde de diversión taurina, esos días nos convierten en el punto de información del planeta de los toros lo que alcanza para nuestra tierra altas dosis de notoriedad. Todo ello suponen un enorme valor social y cultural que año tras año podemos pulsar en septiembre con miles de aficionados forasteros como testigos que vienen a disfrutar de nuestros festejos y que además saborean otras riquezas de nuestra tierra como la gastronomía. Esas tardes de toros nos permiten compartir mesa, mantel y tertulia además de ser acogedores con propios y extraños, tanto antes de acudir a la plaza como luego al salir a seguir disfrutando del resto de la programación festiva.

Por último, cabe destacar como muchos de los lectores de estos artículos, aficionados a la tauromaquia, os interesáis  por otras manifestaciones artísticas como los conciertos, el cine, el teatro,…etc lo que implica que tanto en Murcia como en otros lugares de España los aficionados taurinos poseéis un importante conocimiento  tanto de los propios artes de cuchares y marialva como de otras disciplinas.

Como aficionados a los toros cada tarde de feria más allá del importante respaldo social y económico para la capital murciana, los que acudiremos a presenciar las tardes de arte taurino ejerceremos nuestro compromiso con una manifestación cultural que nos emociona y que nos llena. Con esencia, valentía y al natural.

Cuando Murcia se viste de feria.

Durante todo el año todos recordamos esas tardes de feria que compartimos con nuestros amigos, nuestras familias, nuestras parejas o con nosotros mismos. Añoramos esa semana de septiembre que se antoja tan especial y que, cuando acaba, ya estamos deseando que vuelva para seguir disfrutándola. Comentamos durante todo el año aquellos ratos que nos han emocionado por encima del resto, aquel aperitivo que te tomaste con tus amigos en aquel bar, aquel paseo hasta el coso de la Condomina o la simple forma de galopar con emoción de aquel toro. Todos aquellos momentos que hacen que la Feria de Septiembre de Murcia sea tan especial.

En estos días de verano en los que casi todos hemos tenido algún merecido día de descanso hemos podido ver por televisión, leer en prensa o simplemente seguir por las Redes Sociales que otras ciudades españolas ya están saboreando esas sensaciones; como Málaga que ya está en feria, u otras ciudades como Almería que está a punto de comenzarla. Sin embargo, para la feria de Murcia nos queda un poquito más, pero todas esas sensaciones que nos invaden  año a año están más cerca, ya que dentro de un mes estaremos disfrutando de la nuestra.

Y es que una tarde de Feria en Murcia no es una tarde cualquiera, es una tarde única. Es especial desde el principio hasta el final, desde ese momento que uno se desata de ocupaciones o simplemente sale de casa, queda con los amigos para tomar el aperitivo, ese aperitivo que termina convirtiendo en comida, una comida con una buena sobremesa y después de esa gran sobremesa todos a la Plaza de Toros para vibrar en cualquiera de sus tendidos con las grandes figuras del toreo.

Hay tantas realidades como personas, y para cada persona un mismo momento puede ser percibido de una forma diferente, pero la esencia de los grandes momentos suele ser percibida e interpretada de forma muy similar por las todas personas, y eso es lo que ocurren en los tendidos de la Condomina. Hay grandes momentos que son para todos y pequeños momentos que son grandes para quien los vive. Nos referimos por ejemplo a aquellos abonados que tienen su localidad en la Plaza desde tiempos inmemoriales y que tienen muchísimos años al mismo “vecino” de asiento, solo se ven en la Plaza pero comparten, comentan, disfrutan juntos de lo que pasa en la arena. Nos podemos referir también a aquellas personas que van por primera vez a los toros y que desconocían la buena costumbre de la merienda y han ido sin nada a la plaza pero los aficionados de las filas superiores e inferiores comparten de buena gana con ellos las típicas empanadillas, los bocadillos, los bizcochos, la bota de vino, nuestra Estrella de Levante. En fin, un sinfín de pequeños momentos que hacen que los grandes momentos que nos dan las reses y las figuras de toreo sean enaltecidos.

La mejor guinda a este pastel de afición, amistad y pasión, en la ciudad en la que el toro enviste es que los astados y los maestros consigan que cualquiera de las tardes de toreo que están por llegar sea una tarde de puerta grande en la que los aficionados despidan a los toreros por la puerta grande hasta el año siguiente.

Hablamos de tardes especiales, de momentos para recordar, de sensaciones a vivir año tras año, de momentos que compartes con la gente que tu quieres, tardes de ciudad que hacen que el mes de septiembre en Murcia sea muy especial, tardes que estarán con nosotros en un mes. Tardes que queremos compartir contigo. En la Plaza. En tu Plaza.

La importancia de la materia prima

Ya hemos venido comentando en este mismo espacio que nos conecta con las tardes de toros, pasadas, presentes y futuras de la plaza de toros de Murcia, la importancia de la cabaña brava en la fiesta. Las reses protagonistas de cada festejo deben de estar integras para dar lo mejor de su condición de bravas cada vez que salen por el portón de los sustos y es responsabilidad de todos los actores que intervienen en su cría y lidia el velar por su cuidado.

Dicho esto, es necesario poner en valor, lo exigente que es tener una ganadería. Como muchos criadores afirman, se trata de una empresa que requiere de una intervención diaria debido a los múltiples factores que actúan para conseguir que el astado cumpla con las exigencias para ser lidiado en la plaza.

Para llegar a embarcar en las fincas rumbo a las ferias más importantes como la murciana, los bureles deben de ser correctamente alimentados, cambiados de cercado y también prestar especial atención a los saneamientos, vacunaciones, tentaderos, herraderos… por citar algunos de los más reseñables. Asimismo, posibles cornadas entre hermanos, vacas que sufren lesiones o muertes y un largo etc hacen que cada día haya que estar preparados para cualquier nueva circunstancia.

Respecto a la cartelería anunciada para la próxima feria pimentonera de septiembre hay que destacar un factor común; la procedencia de muchos de los hierros de Juan Pedro Domecq y Diez. Sin embargo, la virtud de éste ganadero fue que, de una misma raíz, cada ganadero ha podido crear el tipo de toro que consideraba preciso para suministrar la materia prima de la fiesta. Si embargo, nunca se terminan de fijar las características morfológicas y de comportamiento de cada hierro.

Centrándonos en nuestra estimada feria murciana, el lunes 14 de septiembre con un cartel de relumbrón, casualmente la misma terna con la que arrancó la temporada taurina española en Olivenza el pasado mes de marzo, “El Juli”, Perera y Talavante, las reses protagonistas de la tarde correrán a cargo de la prestigiosa ganadería madrileña de Victoriano del Río. De divisa negra y amarilla, sus toros, de procedencia actual Juan Pedro Domecq y Díez, saltan al albero con muesca en ambas orejas. Estos morlacos se crían principalmente en la finca “El Palomar” en la localidad madrileña de Guadalix de la Sierra y tienen una antigüedad que data del 12 de julio de 1942. Cabe reseñar, que la antigüedad de las ganaderías viene determinada por la fecha en que han lidiado en la Plaza Monumental de Madrid o antecesoras, una corrida completa de toros o novillos. Sin duda, los toros de Victoriano del Río son del agrado de las figuras y, a buen seguro, ayudarán a que los coletudos expongan lo mejor de su repertorio para deleite de los aficionados murcianos. De hecho, estas reses son claros representantes del encaste “Domecq”, un tipo de animal de buenas hechuras, bajo, con buena cara y arboladura, que va a más durante la faena y mantiene una embestida cómoda y previsible que favorece el lucimiento del torero. Un hierro, el de Victoriano, que lleva viviendo una buena época en general.

El martes 15 de septiembre, la feria mantiene el gran nivel que se anuncia en la primera tarde, ya que Ponce, Manzanares y Cayetano se enfrentarán a astados del hierro de Las Ramblas. Como denominador común con la materia prima de primer día, el hierro albaceteño, tiene procedencia Domeq Diez, compuesta con vacas de Salvador Domecq y toros de “El Torero”. Respecto a su morfología tiene ejemplares de pelajes variados, buenas cornamentas y trapío. De divisa verde y blanca, estos toros marcados con horquilla en ambos pabellones auriculares pastan en “Las Ramblas”, ganadería y finca, que se encuentra enclavada en plena Sierra del Segura, en Elche de la Sierra (Albacete). Con su actual procedencia debutó en público en 1995 en las Ventas del Espíritu Santo de Madrid donde el gran José Tomás, por aquel entonces novillero, abrió la puerta grande de esa plaza por primera vez. Al año siguiente, en ese mismo escenario, Las Ramblas debutó lidiando en corrida de toros. Fue en la encerrona de Joselito del dos de mayo aunque su procedencia data de unos meses antes, el 24 de septiembre del año anterior. Sin duda, a eso se le llama pisar fuerte en los inicios como ganadería, y muestra a las claras que estos toros castellano-manchegos son también del agrado de las figuras por contribuir a su lucimiento y  por transmitir emoción con sus embestidas a los aficionados.

Tras esos dos grandes carteles, y para la siguiente tarde de toreo a pie, es decir el viernes 18 en Murcia, Padilla, Escribano y Ureña tendrán como oponentes en Murcia, morlacos del hierro gaditano de Fuente Ymbro que viven en la dehesa “Lo Romeral”. Este hierro está presente en las ferias más importantes del planeta del toro y algunos de sus ejemplares lidiados en lo que va de temporada han dado un juego sobresaliente como por ejemplo en Sevilla y el mes pasado en Pamplona con “Hostelero”. Ojalá que alguno de los lidiados en la próxima feria de la Condomina sea recordado por su nombre debido a su resultado. Señalar que esta ganadería es procedencia actual Jandilla y ésta a su vez está formada por vacas y sementales de Juan Pedro Domecq y Díez. Su antigüedad data del 17 de marzo de 2002 y desde su nacimiento este hierro ha sido capaz de crear un toro encastado y que transmite. Estos toros, que salen a la plaza con la divisa verde y con la señal de punta de lanza en las orejas, son astados serios con más trapío que el resto de su encaste, con más cara y altos de agujas. Los pelos que predominan son el negro y el castaño aunque también son muy típicos los jaboneros y colorados. Por todo esto, Fuente Ymbro es una de las ganaderías más importantes de la actualidad y está muy demandada lo que su presencia en la feria de Murcia es señal de la gran importancia que tiene la feria pimentonera en el planeta del toro.

Las tardes de toreo a pie finalizan el sábado 19 de septiembre con los toros del hierro salmantino de Hermanos García Jiménez de procedencia actual Juan Pedro Domecq y que seguro que también contribuirán al triunfo de los “3 tenores” anunciados para realizar el paseíllo esa tarde en la plaza de la Ronda de Garay; Paquirri, “El Cordobés” y “El Fandi”. De divisa rosa y azul, y orejisanos, los bureles de este hierro pastan en la finca “Zarzosillo de Arriba” en El Cabaco (Salamanca). En el caso de los astados de Hermanos García Jiménez se trata de toros con gran movilidad, nobles y encastados. Se trata de ganado que, para los actuantes en esa jornada de la feria, puede contribuir a su estilo artístico y conexión con los tendidos sobre todo con ciertos ejemplares del hierro salmantino que pueden salir muy profundos en la muleta.

Finalmente, para la tarde del domingo 20 de septiembre, a la que acudirán a los tendidos muchos pimentoneros que harán especial la tarde con su presencia en la plaza junto a los fijos durante todos los festejos del abono, la materia prima correrá a cargo de la ganadería de Fermín Bohórquez. Al tratarse de un festejo de toreo a caballo, los bureles de este hierro gaditano de Jerez de la Frontera estarán reglamentariamente despuntados como corresponde a las tardes del arte de Marialva. De procedencia Murube-Urquijo y con la antigüedad fechada el 17 de mayo de 1951, estas reses son una garantía de movilidad en las tardes de plasticidad del rejoneo. Su divisa es verde y encarnada y los morlacos de este hierro salen a la plaza con la señal hoja de higuera en el pabellón auricular izquierdo y con corte en el derecho. Morfológicamente se trata de animales de mucho volumen y peso, muy amorillado de patas largas y fuertes. De caja profunda  y cabeza grande su encornadura no es de mucha longitud. A estos animales lo que les hace únicos es su comportamiento. Temple, suavidad y galope constante.

Cualidades, que si también son constantes durante los días de feria, harán que de nuevo la feria taurina de septiembre en Murcia logre hitos artísticos, y de respuesta de los aficionados, que la consoliden entre las mejores de las plazas de segunda categoría.

Triunfador de la Feria 2014

Regusto de tarde triunfal

Decíamos ayer… ¡qué gran forma de conectar con la tarde soberbia que protagonizó El Juli, con 4 orejas y rabo el martes 16 de septiembre en lo que fue un cierre con broche de oro la feria de Murcia del año pasado!

Esa forma de conectar con el pasado, fue utilizada por el celebré poeta Fray Luis de León que fue procesado por la inquisición de Valladolid como sospechoso en materia de fe y encerrado cinco años en la cárcel de dicha jurisdicción. Después de ese tiempo privado de libertad, logró demostrar la falsedad de lo alegado por sus enemigos, y fue liberado. Entonces, volvió a su cátedra, y el primer día que se sentó en ella, después de los cinco años de prisión, ocurrió la anécdota con la que comenzamos hoy. El maestro fray Luis tenía la costumbre de recapitular cada día lo explicado el anterior, e invariablemente comenzaba con la sacramental frase: Decíamos ayer… Pues el día en que volvió a su cátedra, después de los famosos cinco años de ausencia, también comenzó con el acostumbrado: Decíamos ayer

En el caso de la Plaza de la Condomina, y a parte del festival a beneficio de la Aecc celebrado el pasado mes de marzo y que deparó interesantes momentos artísticos, las sensaciones con las que cerramos el pasado ciclo nos dejó un gran sabor de boca en la que fue la última de feria. Anunciados estaban Finito de Córdoba, “El Juli” y Miguel Ángel Perera. Cartel de figuras ante los toros de Victoriano del Río y Toros de Cortés. Los dos de este hierro resultaron ser los mejores;  el lidiado en segundo lugar, premiado con la vuelta al ruedo, y el quito.

Ya hemos comentado en este mismo lugar, a la hora de analizar los coletudos que harán el paseíllo en septiembre en la capital pimentonera, que el diestro madrileño protagonista de la mejor faena del año pasado, es una primerísima figura del toreo desde hace más de 15 años. Además, en la presente temporada, Julián López “El Juli” proyecta en cada actuación a los aficionados un firme deseo de demostrar el lugar de peso y privilegio que ocupa dentro del escalafón de matadores. Sus obras taurinas conectan con los tendidos tarde tras tarde y este año ha sido el gran triunfador de la pasada feria fallera y ha abierto la puerta del encierro de la Feria del toro de Pamplona, gesta lograda por décima vez en esa misma plaza. El torero de San Blas que nació el año 1982 afirmó recientemente que en lugar en el que más libre se siente del mundo es toreando y eso se trasmite desde el andar por el albero hasta cada pase que da. Mente clara, aplomo, valor y gran conocedor de los terrenos, hacen que “El Juli” someta por ambos pitones a muchos de sus enemigos como por ejemplo, a los astados que le valieron para triunfar en pasado año en Murcia.

La gran tarde del madrileño comenzó en los lances de recibo al segundo de la tarde. El morlaco de nombre “Centinela”, herrado con el nº 159, de capa colorado y que dio en la romana 497 kg, tomó con codicia los engaños de Julián que se lució por verónicas ceñidas. En el caballo transmitió al picador la importancia de dejar al toro muy entero por lo que el lancero se empleó con cautela. Así, el de Cortés llego con mucha energía para emplearse ante los engaños que le ofreció el del barrio de San Blas. El burel salió suelto tras los primeros compases del tercio de muleta pero a base de bajarle la mano y ligar los pases con temple, “El Juli” lo metió en la canasta y logró que embistiera humillando con mucha clase. El maestro trabajó su triunfo lidiándolo con profundidad con pases sobresalientes tanto en los naturales como en los derechazos. Cualidades de bravo que el torero madrileño aprovechó entregándose por completo en el embroque mientras el animal acudía con codicia haciendo el avión. Su gran condición duró hasta el momento en el que con el público entregado, el torero finalizó con circulares y llevo a éste a ebullición, lo que generó que los asistentes pidieran con insistencia el indulto. Sin embargo, “El Juli” armó la toledana y ejecutó la suerte suprema dejando una estocada certera. De la presidencia asomaron dos pañuelos blancos para premiar el trabajo del matador y un pañuelo azul para despedir al astado con una vuelta al ruedo en el arrastre que lo condujo hasta el desolladero.

Para el momento de su segunda actuación, sus compañeros de cartel aún no habían tocado pelo. Sus sensaciones de triunfo, tras los dos apéndices auriculares de su primero logrados, se vieron que le resultaban insuficientes y el madrileño comenzó con los mismos argumentos la lidia al quinto. De manera que de nuevo se mostró firme desde que el morlaco salió por el portón de los sustos y se lució con la capa pese a la peor condición del Cortés. Sin embargo, la diferencia de clase con su hermano que se fue sin orejas al desolladero, hizo que “El Juli” realizara una exhibición total. En los momentos en que los elementos parecen ponerse en contra es cuando el madrileño saca, aún con más determinación, lo mejor de su esencia como matador. Mostró ideas claras, profesionalidad, experiencia y entrega para meter en la muleta a un animal que le costaba entregarse. La clave de la sensacional actuación ante el quinto vino cuando dominó al animal en el tercio de muleta. El burel echaba la cabeza arriba y no terminaba de emplearse ante los engaños que le ofrecía “El Juli”. Sin embargo, Julián desplego todo su repertorio de técnica con tiempos, distancia, profundidad y desplazamiento de la muleta sin dejarse topar que hicieron que los pases que se tragaba el Cortés  fueran tomando una ligazón armónica. Ligue y encuentro, lo esencial para transmitir en el arte de Cuchares como ocurrió de forma destacada en los larguísimos naturales aunque también por el pitón derecho hubo pases de mérito. Puso la guinda a tan redonda obra, sacando el valor que había mostrado durante toda la tarde, en primer plano. El burel se fue rajando y tomando los terrenos de la mansedumbre mientras el diestro le recortó la distancia enjaretándole unos pases finales que terminaron de poner la plaza en pie. “El Juli” cambio el estoque simulado por los aceros mientras escuchó diversos elogios desde los tendidos. Se hizo el silencio y “El Juli” interpreto de nuevo la suerte final de forma certera. Los pañuelos de nuevo asomaron en la presidencia y el jubiló de nuevo unió al respetable con el matador en la vuelta triunfal en la que paseo los dos apéndices auriculares y el rabo.

Las cuatros orejas y el rabo logrados por Julian Lopez “El Juli” ponen de manifiesto el hambre de triunfo que tiene esta consagrada figura del toreo y la tarde tan completa que realizó. El madrileño sentó cátedra en la pasada feria en una tarde que requiere para describirla de un amplio uso de la lengua castellana y que debería ser de obligado visionado para los nuevos aspirantes a toreros. Dos faenas diferentes ante dos astados de dispar condición que le sirvieron para lograr ese categórico triunfo.

Sin duda, ser testigo directo de lo acontecido en coso de La Condomina presenciándolo en directo fue la mejor de las recompensas para los miles de aficionados que se dieron cita aquella tarde en la última de feria. Muchos se marcharon toreando de salón y los compartieron en bares y restaurantes de Murcia durante aquella noche.

Julian Lopez “El Juli” demostró aquella tarde una de los aspectos que le identifica cómo gran torero y que ha compartido en varias entrevistas. Al madrileño no le llena el toro que va por inercia y en el que el maestro se limita a ponerse bonito. A él le gusta dirigir la embestida y que el animal se desplace sometido por él. Para Julián “sentirse con un toro así es maravilloso, un privilegio”.

 

Asimismo, “El Juli” es un maestro de inteligencia natural que se confiesa “ante todo pasional” y eso se transmite desde que se viste con el traje de luces. “Torear emociona y duele como amar”, ha compartido en más de una ocasión.

 

El diestro madrileño, que sacrificó una infancia de niño normal por su sueño de ser gran figura del toreo, saborea los instantes de felicidad que le brindan su familia y su profesión. Por eso, afirmó recientemente que “mi situación de felicidad personal me lleva a entregarme más, porque tengo más sentimientos que expresar. La felicidad da valor. Mis pasos personales me han llevado a involucrarme más en mi profesión”.

 

Así es Julián López “El Juli” un gran maestro que, decíamos ayer, dejó la feria del año pasado en todo lo alto y al que le mueven las emociones tanto en la salsa del toreo como en la vida. En septiembre nos encontraremos para vivirla juntos; él desde el albero y nosotros desde el tendido.